Beneficios

El valor de los productos  y componentes se mantiene el mayor tiempo posible dentro de la economía creando valor. Este modelo supone la creación de empleo, promueve innovaciones que proporcionan ventajas competitivas y aportan protección a las personas y al medio ambiente.

  • Mejora la seguridad en el suministro de materias primas y reduce la dependencia de las importaciones. El mantenimiento del valor de los productos a lo largo del tiempo o la vuelta de los residuos a la economía como materiales secundarios de alta calidad, reducirá la demanda de materias primas vírgenes y, como consecuencia, la dependencia de las importaciones.
  • Mejora del impacto ambiental. Disminuir la extracción de materias primas, reducir el consumo de combustibles fósiles, alargar la vida de los productos, recuperar y reciclar materiales, etc, harán que los impactos ambientales que se producen en todas las etapas de la vida de un producto disminuyan.
  • Innovación y crecimiento económico. Los nuevos modelos de negocio y las nuevas tecnologías favorecerán la innovación y crearán más valor económico de los recursos naturales.
  • Consumo sostenible y oportunidad de nuevos trabajos. La innovación social asociada a “compartir”, al ecodiseño, a la reutilización, al reciclaje, etc. tendrá como resultado un comportamiento en el consumo más sostenible. Por otra parte, el desarrollo de nuevas áreas de trabajo generará la creación de empleo tanto de baja, media o alta cualificación. El cambio de productos por servicios y la formación y educación también darán lugar a nuevos empleos.
Logo Gedesma
Logo de Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid